Diversión a orillas de Mar Mediterraneo

Barcelona ha sido una localidad que se aprecia por poseer estupendos mesones y tabernas para degustar una buena comida sentado en una terraza de la zona antigua ó degustar las raciones en otro local propio del casco urbano. He llamado a un colega a cenar conmigo al objeto de no estar solo la 1ª velada y no extraviarme por las barrios, a pesar de que se tiene que admitir que resulta bastante difícil despistarse en esa urbe, ya que sus barrios son muy ordenadas. Nuestro querido colega lleva en esta ciudad demasiado tiempo y se mueve muy bien, suele saber los puntos donde alguno se podría perder un día entre semana.

En barcelona y en esta época tiene bastantes foráneos que permiten que uno se sienta acompañado y la urbe se vea colorido por la noche ocasionado por la cantidad de individuos de variadas razas y edades que hay, que visten atuendos de moda de sus variados territorios, dan colorido a la localidad.

Mi acompañante, que fue escorts en Barcelona me recomendó ir una obra de teatro que está actualmente a la población con bastante presencia de gente, pero, había tenido una jornada fuerte de trabajo que no me atraía aposentarme en una butaca de una sala a mirar un espectáculo, por que había el riesgo de adormilarme a la hora de la actuación, otra propuesta que se le ocurrió fue ir a un concierto de una orqueta de música reconocidos, sin embargo no quedaban tickets a la venta, se habían acabado y tampoco nos apetecía abonar más en un ticket que debemos de adquirir en las calles aledañas del lugar del evento de un barrio de Esta ciudad donde tenían previsto tocar los músicos.

La mejor alternativa era ir a comer, donde tomamos unas tapas que aunque tenían poco cantidad estaban maravillosas de sabor, elaboraban mezclas de sabores que conseguían que el bocado proporcionase un original placer para el gusto, que si digo la verdad es fácil de reconocer. Disfrutamos dichas raciones con una botella de vino de la provincia de Barcelona, no me acuerdo de la etiqueta pero era un vino muy agradable y olor a fruta, por supuesto la botella la terminamos y concluimos esta primera parte de la salida de la noche con unos chupitos de sabores caseros que nos animaron un poco.

Al abandonar el bar de raciones nos fuimos a un pub con especialidad en ginebras de importación, en el lugar que no pedimos unos gin tonic con tónicas correctamente aderezados que nos pusieron el cuerpo acondicionado para activar la hora final de la noche, que empezamos en una sala muy grande que se hallaba llena de turistas extranjeros y varios españoles, el jaleo de la discoteca no era adecuado para hablar demasiado, sin embargo como el nivel de alcohol era ya agrandado ni siquiera presentábamos muchas ganas de dialogar, solamente relatábamos detalles de las mujeres que estaban por la discoteca, existian algunas bastante altas y bellas, morenas y rubias, intentamos charlar con varias de las mencionadas muchachas, sin embargo tampoco fuimos afortunados ó somos ya demasiado viejos para las mencionadas muchachas más jóvenes. Otra barrera esencial se trataba de que el dominio del idioma inglés fue muy deficiente y pienso que ni siquiera podían comprender lo que les nos apetecía decir, que consistía en que nos fuéramos a nuestro hotel de Barcelona con alguna de ellas. Al final acudimos a un lugar privado que estaba en la parte alta de Barcelona en el cual encontramos el entorno deseable que he visto en mi vida en un local de esta clase.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn